Apoderados organizados del LCH confían en ganar demanda colectiva