Empresa de buses es condenada por infracción a la Ley del Consumidor y al pago de indemnizaciones por prestar un servicio deficiente, por la Corte de Coyhaique.