Supermercado es condenado a pagar una multa por infringir la Ley del Consumidor al no tomar los resguardos para evitar el robo del vehículo de uno de sus consumidores.