Encuesta de la Fiscalía del Consumidor revela que existe dificultades para comunicarse con el proveedor