Corte de Apelaciones de Santiago confirmó sentencia que ordenó a empresa gastronómica pagar una multa de 30 UTM por cobro de derechos de autor.